viernes, 30 de septiembre de 2016

Corazón de Mariposa (Reseña)

"Aunque la vida es una m**rd*, a veces, merece la pena estar aquí."


Corazón de Mariposa de Andrea Tomé...

Nunca había oído de este libro hasta que comencé a preparar mi viaje a la FILBA este año. Fue entonces que supe que la autora estaría en la Feria presentando sus novelas. Y me pareció interesante así que fui, escuché, y compré los libros (que por supuesto ella firmó),

Antes que nada quiero decir que Andrea me pareció por demás simpática, incluso me dio la sensación de que estaba muy nerviosa de tener allí a tantos fans. Es una chica super detallista, firmó cada libro con un  color diferente combinando con la portada, lo cual me pareció un gesto muy personal y hasta me dio ternura. 

Corazón de Mariposa va sobre Victoria, una chica de diecinueve años; es anorexia, y tiene que vivir con ello, y con que su novio acaba de dejarla. Esto último provoca una reacción, un tanto, destructiva en la protagonista. En medio de aquel lió acaba por conocer a  Kenji, quien siente que puede comprenderla, y además experimenta la necesidad de quedarse junto a ella. La vida de ambos es un embrollo, pero estar juntos puede cambiarlo todo.

En un plano general, he disfrutad del libro, tiene ese excelente poder de mantenerte adherido a las hojas. Las pasas una tras otra, y necesitas saber que hay en la siguiente. Además, posee algo que admiro mucho, esa capacidad de meterse en tu mente y no dejarte en paz nunca. Es como si cosas del libro se hubiesen quedado en mi mente por siempre.

Tengo que aclarar que los libros que hablan sobre desordenes alimenticios, no son de mis preferidos. Simplemente pienso que no me hacen ningún bien, pues ponen en duda todo lo que creo de mi vida. Da igual cómo se toque el tema, cuál sea el enfoque y el mensaje; siempre algo se desestabiliza en mi mente. No hablemos de los libros que tocan el tema del cutting o self-harm, un asunto que me llega un poco más, que me preocupa y me hace sentir ganas de huir. 

En cuanto a la enfermedad de Victoria, creo que la autora si ha logrado su objetivo de plasmar el pensamiento de una muchacha anoréxica, Ha conseguido que quede claro que es mucho más fuerte de lo que se ve por fuera. Pero creo que el mensaje no ha acabado siendo muy esperanzador. Tampoco tengo claro si su objetivo era dejar esperanzas. Quizás no. Tal vez, no las hay. No lo sé. Me gustaría muchísimo hablar con ella, o con cualquiera que conozca y comprenda su postura, y que me cuenten sobre ello.

Sobe el cutting, de los pocos libros que he leído que tocan el tema, es el que más se acerca a la realidad que yo conozco sobre el mismo. No es algo que aparezca mucho en los libros, y para nada aparece como un factor central, siempre es una "consecuencia de"... Aquí a pesar de ser una consecuencia, si tiene el significado que yo conozco, y es la misma basura que es en la vida real. Creo que Andrea también logra explicar la mentalidad de las personas que se auto-lesionan, y como no piensan en ese momento. 

La trama, más allá de la parte romántica, se planteaba en un momento como predecible. Es que en la parte más conflictiva, porque igual tiene mucho conflicto, tu te crees que ya ha caído en el cliché básico y que sabes como terminará todo. PERO.... Entonces la autora saca una carta de debajo de su manga y te da vuelta lo que pensabas. Sale completamente de lo que te esperas, y aún así cuadra perfecto. Yo me sentí muy tonta por pensar, automáticamente, en lo que sucede siempre; cuando lo que realmente pasa en la historia resultaba más natural de creer.

Generalmente, me enfoco mucho en hablar de los personajes y no tanto en la trama. Pero esta vez creo que será diferente... 

Victoria, es un personaje cuya característica principal es que es anoréxica. Ya está. Básicamente todo en su vida y su personalidad se debe a esa enfermedad. Su humor es medio enfermizo porque, claro,está enferma. Es vulnerable, aunque no lo quiera admitir, y demasiado susceptible. Todas características que tranquilamente se derivan de su condición medica. No siento que tenga mucha fuerza por si misma, pero ahí está y es la principal. No se como la autora ha podido, pero ha creado una buena historia con un personaje un tanto básico; lo cual a mi parecer es algo complicado, y por ello merece un reconocimiento.

Kenji es el típico "bad boy" que de "bad" no tiene nada. Me gusta su personalidad aunque no está del todo desarrollada. Creo que sería bueno que Andrea escribiese la historia de vida de Kenji antes de Victoria. A mi me ha faltado conocer su voz, saber como piensa en profundidad y sentirlo más cercano. Si, está ahí, sabes lo que quiere y por qué, pero falta relleno. 

Los demás personajes son puros extras con muy poco desarrollo, aunque no creo que hiciese falta que aparecieran más o se los describiera con mayor profundidad. Habría sido extender el libro de forma innecesaria. 

En lineas generales me ha gustado, le he dado un 3/5
¿Lo recomiendo? Pues no lo sé, creo que uno tiene que elegir leer este libro por cuenta propia, por los temas que toca. Yo puedo decirte ahora mismo: "Sí, léelo, es bueno", pero no puedo saber que efecto tendrá en ti. Si lo lees o no, es más bien una elección muy personal. 

Ahora voy a tomarme un tiempo y luego leeré el otro libro que tengo de la autora: "Entre dos universos", en el cual tengo puestas más expectativas que en el que ya leí.